25 de Mayo de 2005 | Redacción | ENTREVISTAS
Efraín Gutiérrez con muletas en el salón de su casa

Efraín Gutiérrez: “Los médicos están sorprendidos con mi evolución”

El joven ciclista del Andalucía-Paul Versan, recuperado ya de las lesiones internas, no ve el momento de montarse de nuevo en la bicicleta y apoyar a sus compañeros de equipo

El 4 de Junio, Efraín Gutiérrez cumplirá 25 años, es un muchacho sencillo y su rostro lo delata como una persona amable, paciente y siempre dispuesta a facilitarle la vida a los demás. Es un luchador nato, lo demuestra su ímpetu y la pasión que pone en cada cosa que hace. Pero, sobre todo, lo que distingue a Efraín de los demás es su capacidad de superación. A pesar de su juventud, este ciclista santanderino ya sabe lo que es que la vida te dé un mazazo y plantarle cara. El pasado 14 de abril, en la segunda etapa de la Vuelta a Aragón, Efraín sufría una terrible caída, que hizo que muchos temieran por él.


 ¿Cómo afrontabas la Vuelta a Aragón?

Llegué a la Vuelta a Aragón con mucha ilusión, me encontraba muy bien físicamente. Tenía muchas ganas de volver a disputar una vuelta, después de un mes y medio sin competir, aunque entrenando muy fuerte, volvimos a la carretera para disputar el Gran Premio Indurain y la Clásica de Amorebieta, lo que me ayudó mucho a coger de nuevo el ritmo de competición, y, la verdad, el primer día de la Vuelta a Aragón me encontré genial.

Nada más comenzar la segunda etapa tienes el accidente, ¿qué recuerdas de aquel momento?


Lo recuerdo todo, absolutamente todo, de aquel día. Me encontraba muy bien, con muchas ganas de hacer algo importante desde el comienzo de la etapa. Ataqué en los primeros kilómetros, estuve atento a los cortes que se iban sucediendo y me fui metiendo en todos, pero ese no era mi día. En un momento en el que se iba muy rápido, pasamos por un lugar donde había un coche aparcado en la cuneta, yo iba totalmente centrado en la carrera, y cuando levanté la vista… ya lo tenía encima. Aunque me dio tiempo a frenar, la parte trasera de la bicicleta se me levantó, caí sobre el capó del coche y… el golpe brutal… me quejaba… el dolor que sentía era como si me hubiese roto alguna costilla o algo así, pero no sabía lo que tenía.


Se ha dicho que durante todo el tiempo has estado consciente, ¿qué sentías? ¿En qué pensabas?

Es cierto,  era muy consciente de todo lo que me había y me estaba pasando. Cuando me trasladaban al hospital, además del dolor que tenía, no hacia nada más que pensar que no quería que eso me pasase a mí, obviamente nadie quiere que le pase nada, pero en aquel momento me estaba hundiendo. Siempre que he encontrado el momento de andar bien sobre la bici, en un buen momento de forma… siempre me pasa algo, me ocurre cualquier percance. Recuerdo que no me daba tiempo a asimilar nada de lo que pasaba a mi alrededor debido al dolor que tenía, sólo esperaba que no fuese muy grave.

Efraín sentado en el sófá

Los médicos se han mostrado, en todo momento, muy satisfechos con tu evolución, ¿cómo fueron esos días en el hospital?

Los días en el hospital fueron terribles (enfatiza), estaba totalmente dolorido, me encontraba muy mal porque apenas dormía y las noches se me hacían eternas. Todo el día dándole vueltas a la cabeza…muy agobiado. En los últimos días ya me sentía mejor, podía pronunciar bien y conversar con tranquilidad, salvo en algunos momentos en los que me daban pequeños ataque de ansiedad porque no podía moverme por la fractura en la pierna.

Aunque, sí es cierto, no puedo quejarme. Todo el personal del hospital se ha portado muy bien conmigo, me han tratado genial, desde el primer médico hasta la última enfermera. Los días se me hicieron más amenos gracias a trato que recibí, sino, creo, que hubiese sido muchísimo peor.

Cuando peor lo he pasado esos días era cuando llegaban las ocho de la tarde y comenzaba a anochecer, tenía miedo a las noches.


Todo el mundo del ciclismo ha estado pendiente de ti, ¿cómo se lleva eso?

¡Bueno, el centro de atención! Eso es lo que me dicen. Yo… lo llevo, ja, ja , ja….. Nunca me había pasado algo así, que te lleguen cartas de personas que no conoces, que los teléfonos echen humo interesándose por mí, pero no sólo el mío, también el de mi madre, el de mi hermana, el fijo de casa… La gente me mira como diciendo “ese es el chico que se cayó en la vuelta”. Los taxistas ya lo saben todo sólo con decirle mi nombre. Muchas personas que llevaba mucho tiempo sin saber nada de ellas, ahora me visitan, se interesan por mí. La verdad es que me siento muy arropado por todos, especialmente por el mundo del ciclismo, directores de equipos, corredores, mis compañeros han estado conmigo en todo momento. También se han puesto en contacto conmigo personas importantes dentro del mundo del deporte como el consejero de deporte de la Junta de Andalucía y de Cantabria.

¿Te sientes afortunado después de la caída?

Sí, mucho. Sinceramente creo que he vuelto a nacer, he ganado una carrera muy difícil. Ahora asimilo muchas de las cosas que me han pasado y, la verdad, es que podía haber ocurrido una tragedia. Pero, bueno, puedo contarlo, ya estoy bien de casi todo, sólo me queda recuperarme de la rotura de fémur, los órganos internos que tenía dañados ya están recuperados. Ahora sólo me queda esperar, reposo y paciencia.


Has tenido que pasar por el quirófano para operarte del fémur, ¿cómo fue la operación, y qué tal estas?

Al principio tenía miedo. La operación fue muy bien, rápida, duró alrededor de una hora. Me pusieron anestesia local y pude seguir toda la operación, lo peor fue que tuve que esperar 10’ hasta que empezaron a operar. Todo fue muy bien, los médicos me dijeron que estaban muy satisfechos con la operación. Tengo tres cortes en el lateral, las grapas ya me las quitaron. Ando con muletas, aunque he intentado andar sin ellas, y voy bien, pero cojeo un poco. Tampoco quiero forzar mucho por si acaso. Además, los médicos están muy contentos y muy sorprendidos con la evolución que llevo. Hace una semana fui a revisión, me esperaban en camilla y fui andando.

¿Cómo va la recuperación?

Ahora va muy bien. No llevo ni un mes desde el accidente y ya me he recuperado de la lesiones en los órganos internos. Respecto a la pierna, cada día me duele menos, aunque por las noches me despierto a veces me despierto por el dolor. Creo que pronto comenzaré a andar sin muletas. Dentro de unos días empezaré la rehabilitación de la pierna. Los médicos me dieron tres meses por las lesiones internas, pero al evolucionar tan bien, espero que se a algo menos.


¿Te has marcado alguna fecha para volver a subirte a la bicicleta?


No debería, pero sí. Quiero adelantar mi pretemporada, empezar justo cuando acabe la recuperación. Tengo muchas ganas de empezar y que todo vaya como antes de la caída. Aunque me perderé lo que queda de temporada espero que el equipo siga contando conmigo, los apoyaré con todas mis fuerzas y trabajaré para hacer un buen papel y ayudar al equipo, para devolverles todo el apoyo que me han dado.

Tras este giro que ha dado tu vida, imagino que habrán cambiado mucho tus objetivos.

Es cierto que el accidente me ha descolocado. Para este año me había marcado el objetivo de hacer buenas carreras y devolver al equipo la confianza que depositaron en mí dándome esta oportunidad. Ahora sólo espero que tanto Antonio Cabello, como Juan Martínez Oliver, mis directores, me permitan viajar con ellos a alguna que otra carrera, y estar con ellos mientras compiten, acompañarlos en el hotel, poder desayunar, comer y cenar con todos ellos. Se les echa de menos, es mi segunda familia.

 

Algún mensaje para toda la afición que está pendiente de su estado salud y para tus compañeros de equipo


Solamente agradecerles a todos su interés. En momentos tan difíciles reconforta mucho ver que todo el mundo está contigo, que te apoya, el cariño que recibes que todas esas personas, tanto por teléfono como por cartas, o en persona te ayuda a recuperarte. Quisiera darles las gracias especialmente a mi familia, a mi novia, por aguantarme; al equipo por estar ahí, a la Junta de Andalucía, a todo el mundo del ciclismo, a mis amigos, y sobre todo a los medios de comunicación que se han preocupado por mí, y que me han dado la oportunidad de agradecer todo el cariño que estoy recibiendo, y porque han informado sobre mi estado de salud a todos aquellos que querían saber de mí y no podían localizarme, y finalmente a Herminio Díaz Zabala y Manolo Sainz, aunque los últimos pero no menos importantes. Gracias a todos por vuestro apoyo.


 


Volver
AGENDA
<< Julio 2007 >>
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Deporte andaluz
Copyright E-BICI | Desarrolla Xperimenta