banner equipo 2008
31 de Julio de 2008 | S. Núñez | ENTREVISTAS
José Luis Carrasco

José Luis Carrasco: “La primera victoria siempre es muy emotiva”

El corredor del Andalucía-Cajasur inauguraba su palmarés bajo la mirada de los Pro Tour

Fecha: 25 de Mayo de 2008.
Hora: Aproximadamente las 12.30 del mediodía.
Lugar: Barcelona. Plaza de Sants.
Acto: Celebración del primer triunfo de José Luis Carrasco en profesionales.

 

Lo conseguía con la unión de mucho mucho trabajo, disciplina, tesón, voluntad, paciencia, sacrificio, regularidad y constancia. Por fin, el jienense del Andalucía-Cajasur alzaba los brazos en la línea de meta para festejar su primera victoria en profesionales. Ya han pasado más de dos meses, ¿cómo ves ahora ese momento?

 

Lo conservo como un grato recuerdo. La primera victoria que se consigue en una categoría siempre es muy emotiva y aún más cuando se  consigue en profesionales, porque es lo que has soñado desde niño.

 

Desde que decidiste hacer del ciclismo tu trabajo, seguramente, te habrás imaginado cómo sería tu primera victoria, ¿se parecía en algo a esta?

 

Es raro pensar que tu primer triunfo va a ser así. Fue una etapa muy extraña, por la meteorología, llegando a Barcelona y cómo fue el tramo final. Ahora, a tiempo pasado, lo valoro muy positivamente, porque en la fuga había gente de mucho nivel, que se estaba jugando la general. La verdad es que me dejó muy buen sabor de boca.

 

¿Imaginaste en algún momento que estrenarías tu palmarés en una carrera ProTour y que escribirías tu nombre junto al de Hushov, Chavannel, Fedrigo o Dessell…?

 

Las carreras Pro Tour siempre se me han dado bien, más que bien, he rendido por encima incluso del nivel medio que he mostrado en otras, pero de ahí a pensar que sería donde estrenara mi palmarés era difícil. Ganar aquí significa también compartir pódium con los corredores que has nombrado. Ciclistas que he admirado años atrás e incluso cuando no era profesional, y con tantas victorias como ellos tienen, es sin duda un orgullo. La verdad es que te sientes un poco extraño al lado de ellos en el pódium, pero es un motivo de satisfacción.

 

Esta victoria supone una recompensa casi cuatro años de duro trabajo “tirando del carro” como se dice en el argot ciclista. Un trabajo, por una parte muy valorado por tus compañeros y por los más aficionados, pero no por el gran público, ya que rara vez la prensa se hace eco de él. ¿Puede ser este triunfo una pequeña reivindicación de todos los ‘trabajadores’ del pelotón?

 

Creo que hay oportunidades para todos. Cuando consigues estar muchos años como profesional, tarde o temprano te llega la oportunidad. Creo que cualquiera de los compañeros que estamos aquí estamos capacitados para hacer lo que yo hice o que les pase lo que a mí me pasó, porque somos corredores jóvenes y muy valientes. Creo que cualquiera de estos currantes de la bicicleta pueden conseguirlo.

Llevas dos años en el Andalucía-Cajasur y entre ellos la escala de grises no existe. En lo que va de temporada has destacado en todas las carreras en las que has participado. Has subido al pódium en la cuarta jornada de la Challenge de Mallorca, en la Vuelta a Andalucía, en la Clásica de Almería, en la Vuelta a Asturias y en la Volta a Catalunya. Además ha sido el mejor clasificado del equipo en Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias. ¿2007 fue un año de inflexión en tu carrera, en el que tomar aire para ir mostrando hasta dónde puedes llegar?

 

2007 fue un año diferente en cuanto al cambio de categoría en el equipo. En las entrevistas que me hacían me preguntaban si este cambio suponía un paso atrás y yo decía que sí, pero que un paso atrás quizás podía venir bien para coger impulso. Todavía, quizás, sea pronto para saberlo, pero aquí he conseguido mi primera victoria, y no solo eso, los pódiums que he logrado, el nivel que estoy mostrando  creo que por lo menos se puede afirmar que un paso atrás para hundirnos no ha sido.

 

En una entrevista concedida a los compañeros del Diario de Jaén comentabas que, en relación a tu regularidad durante el inicio de temporada, que habías alcanzado un grado de madurez importante, ¿quizás sea esta una de las explicaciones a los buenos resultados que estas obteniendo?

 

El año pasado creo que el nivel también fue bueno, pero quizás faltaba en momentos puntuales un poco de suerte porque buscaba, como he buscado este años, las fugas, pero por un motivo o por otro no salían. Este año estoy teniendo esa pizca de suerte y estoy consiguiendo, a parte de la victoria, varios pódium que, sin duda, sumado al grado de madurez que me da ya mi cuarta temporada, me da cierta seguridad en mí mismo.

 

Una gran temporada que se extiende también a todo el equipo. Sumáis ya cuatro victorias de etapa, ¿hasta dónde podéis llegar?

 

El equipo se está haciendo un gran palmarés por méritos propios. Lo busca en todas las competiciones a las que va y sin amedrentarnos de los equipos que allí participen, ya sea una carrera Pro Tour o una carrera de menor nivel. Yo creo que el secreto está ahí, en que los 16 disputamos la carrera con las mismas intenciones, en vernos capacitados para estar delante y disputarla en la fuga o donde se plantee la batalla.

 

¿Esa confianza puede ser la explicación a que, tanto en esta temporada como en las anteriores, los resultados del equipo son mejores cuanto más nivel tiene la prueba?

 

Creo que sí, en mi caso particular, y pienso que a mis compañeros también les ocurre, es que precisamente esas Vueltas que tienen más nivel nos motivan más, no es que vayamos desmotivados a las otras, pero lo cierto es que somos un equipo joven y el verte rodeado de grandes figuras de este deporte te hace rendir un plus más.

24 de Junio de 2008 | S. Núñez | ENTREVISTAS
Francis Cabello supervisando el calentamiento de los corredores antes de un crono

La preparación física: El triunfo de la obviedad

Este aspecto de la vida del deportista supone un aprovechamiento del 100% de su capacidad física y de su esfuerzo

Resulta obvio que todo esfuerzo es en vano si detrás de él no hay una buena preparación física. Esta se consigue tanto en los entrenamientos como descansando, especialmente en el ciclismo, un deporte que exige un gasto máximo de energía en cada carrera que se disputa. La base sobre la que lograr el mejor nivel físico de cada corredor, para Francis Cabello, preparador físico del Andalucía-Cajasur “es que este tenga una disciplina de trabajo, no sólo entrenar sino también descansar, comer bien, tener paciencia, ya que este es un deporte de resistencia y para legar a un nivel alto se necesitan meses, años de trabajo bien hecho, que se va acumulando hasta que llega a su máximo nivel”.

 

Los entrenamientos son el medio a través del cual conseguir ese grado óptimo necesario para afrontar la competición con garantías para lograr los objetivos marcados. Hay muchas maneras de conseguir que el ciclista llegue al 100%, pero lo más importante es que este se implique en el trabajo, que entienda el trabajo que realiza y cuál es el fin de este. Saber también que el entrenamiento no es sólo las horas que pasan sobre la bicicleta, sino que de él forman parte el descanso y el aspecto psicológico. El primero es “muy importante ya que es fundamental tanto para asimilar las cargas de trabajo como para recuperar bien y poder hacer un día de carga. El entreno del día para un ciclista no acaba cuando se baja de la bici, sino cuando ya está descansado”. El aspecto psicológico juega también un papel muy relevante, “un corredor entrena para competir, para ganar o para serle útil a su equipo, si no tiene ambición mejor que no se ponga el dorsal… aquí influye que el ciclista tenga un objetivo, puesto que sin él no se puede trabajar. Los entrenamientos son muy duros y si no se tiene una meta que alcanzar, el corredor puede pensar ‘para qué tanto trabajo…’. En cambio, con un objetivo cada vez que se ponga el culotte va a pensar en la consecución del mismo, se va a motivar más fácilmente y también le será más fácil realizar el entrenamiento”.

 

La preparación de un corredor comienza sobre los meses de Octubre o Noviembre. Lo primero es tener una entrevista con el ciclista para a través de ella conocer detalles que van desde la edad, la categoría en la que esté, los años que lleva montando en bici hasta el tiempo del que dispone o su constitución física, entre otros muchos. Con todos estos datos junto con los obtenidos en un primer test de control y los objetivos del corredor para la temporada se realiza un plan de trabajo individualizado.

 

Durante los meses sin competición, la preparación se centra en “hacer algún tipo de deporte que no sea bicicleta, en los que se trabajen todos los grupos musculares, con bastantes minutos aeróbicos y con el que el ciclista se lo pase bien, en invierno es más no descuidarse y no llevar esa disciplina que te exige la temporada, que  a veces psicológicamente pesa”.

A la hora de elaborar el entrenamiento de un corredor también se tiene en cuenta su ‘especialidad’, ya que “todo se entrena y que cada ciclista nace con una genética, por ejemplo, los escaladores se caracterizan por tener poco peso frente a los sprinter que suelen ser más pesados y con mayor masa muscular”. Aún así, “la base del entrenamiento es prácticamente la misma ‘entre comillas’ para todos. Es a través de los test de control que vamos viendo las capacidades físicas del corredor y a partir de los resultados se le manda el trabajo más específico”.

 

Para evaluar que la realización de este trabajo es óptima se hace “un seguimiento semanal muy completo, que va desde que el corredor se levanta tomándose el pulso hasta una serie de parámetros de todo tipo, como el polar, srm o power tap. Cuando se realiza un entrenamiento duro se analizan los datos de este entreno, se corrige si hay errores o se modifican para el próximo día de carga. También se pueden realizar entre cuatro o cinco test de control al año”.

 

Lograr una buena preparación física requiere, por tanto, mucha dedicación, constancia, tenacidad, sacrificio y rigurosidad. Un esfuerzo físico y psicológico que merece la pena porque “se entrena para competir, cuando te pones un dorsal es para hacerlo bien. Ganar es muy muy difícil porque hay un gran nivel, pero si llegas con una buena condición física tienes más opciones de ganar”.


 

22 de Abril de 2008 | S. Núñez | ENTREVISTAS
José Antonio López Gil en carrera

Una vida en las carreteras

Casi la mitad de la vida deportiva de un ciclista transcurre sobre el asfalto

Una buena definición de ciclista sería “surcadores de carreteras”. Se pasan casi media vida rodando sobre el asfalto. Sobre dos o cuatro ruedas. Avanzando por el movimiento generado por las fuerza de sus piernas o  por el de un motor. En bici o en coche la suma de kilómetros realizados en un año llega a ser desorbitada. Este cómputo se extrae de los kilómetros que realizan entrenando, durante las carreras que disputan, los desplazamientos hasta el lugar de la prueba, los traslados entre etapa y etapa, y el esperado viaje de regreso a casa.

 

Se podría decir que no hay mejor guía de carreteras que ellos. Cada curva, cada repecho, cada cambio de sentido, sobre todo de las estrechas, sinuosas y quebradas carreteras provinciales y autonómicas por las que transitan durante las carreras, se queda marcado en su memoria, a veces como un mero recuerdo, que en un nuevo paso casi obliga a preguntar “por aquí pasamos…”, pero una pregunta que rara vez obtiene una respuesta negativa. Y otras casi a fuego, como consecuencia del gran método de nuestro cerebro de asociar ideas. Tramos de alquitrán unidos a alguna anécdota graciosa, a una jornada de viento o con lluvia, a una broma en el seno del pelotón, a una caída, a una escapada, un día de sufrimiento sobre la bici o de un gran triunfo.

Después de una etapa, en muchas ocasiones, sorprende oírles comentar  entre ellos si han visto o no un determinado detalle que había en un margen de la carretera en un punto específico del recorrido. Durante un traslado en el coche o en el autobús del equipo, lo que llama la atención es cuando te comentan que por ese lugar pasó hace uno, dos, tres… años la vuelta a…, que estaba escapado fulanito y yo iba…, o al otro le pasó…

 

Retazos de vivencias que pueblan cada metro de brea de las carreteras por las que en un preciso momento pasaba un pelotón ciclista, y que encajadas como si de las piezas de un puzle se tratara se tornarían en una selecta y rigurosa guía de viajes.

12 de Marzo de 2008 | S. Núñez | ENTREVISTAS
Fran Ventoso

“La ilusión del equipo hace que todo funcione a la perfección”

Fran Ventoso augura muchas victorias para Andalucía-Cajasur, su nuevo equipo, esta temporada

En su quinto año como profesional, Fran Ventoso ha dado un giro muy importante a su carrera deportiva tras cuatro años en Saunier Duval, “no ha sido difícil dar este cambio, en esta vida todo tiene un principio y un final, mi ciclo en Saunier se había acabado hacia ya tiempo”. El corredor cántabro firmaba en octubre de 2007 por el Andalucía-Cajasur, un equipo más modesto pero “con un grupo humano muy grande que, además, me ha acogido muy bien y en el que me siento como en mi casa desde el primer día. El ambiente es muy bueno, y prueba de ello es que ya llevamos una victoria de la muchas que creo que se conseguirán esta temporada”.

 

De su nuevo equipo, Fran Ventoso destaca “la gran ilusión y las ganas de hacer bien las cosas, se respira un ambiente fenomenal que hace que el grupo sea una verdadera piña y eso permite que el equipo funcione a la perfección”. Esta ilusión es lo que más ha llamado su atención “en Saunier Duval la gente está de vuelta, y hay gente que ya no disfruta con lo que hace y eso genera malos rollos dentro del equipo, y al final los perjudicados somos los ciclistas. Sin embargo, en el Andalucía-Cajasur se ve como todos trabajan con ilusión y ganas de hacer bien las cosas, se les ve que disfrutan con lo que están haciendo, y esto te motiva mucho para seguir trabajando y, en definitiva, esa ilusión se contagia y te hace poner el 300% de ganas para montar en bici”.

El próximo 6 de mayo, Fran Ventoso cumplirá 26 años y ya cuenta en su palmarés con seis victorias, la más importante, sin duda, la lograda en la tercera etapa de la Vuelta a España en 2006. Este año, el cántabro aún no ha inaugurado su casillero de victorias, pero los resultados conseguidos hasta el momento hacen presagiar que no tardará en hacerlo, dos séptimos puestos, un sexto y dos quintos, estas tres últimas clasificaciones en la Vuelta a Murcia.

 

11 de Marzo de 2008 | S. Núñez | ENTREVISTAS
José Antonio Redondo Foto: Hugo Alfaro

“Las risas en las comidas son imprescindibles”

José Antonio Redondo alaba el buen ambiente que se vive en su nuevo equipo, el Andalucía-Cajasur

José Antonio Redondo Ramos debutaba como ciclista profesional en la temporada 2006 con el equipo Liberty Seguros. Por diferentes avatares el alcacereño salía de esta formación para recalar en el Astaná, pero la suerte no está con él y los contratiempos se interponen en su carrera deportiva. En septiembre de 2007, Redondo sale del conjunto kazajo. Ese mes se cerraba una etapa de su vida como ciclista. Era un punto y aparte. Un mes después firmaba por el equipo Andalucía-Cajasur.

 

Un cambio radical pero deseado. Redondo recala en el conjunto andaluz por “el deseo de estar en España, y sobre todo de poder hablar en mi idioma con mis compañeros. El poder expresarme correctamente, entender y comprender, y que me entiendan y me comprendan es muy importante para mí”.

 

Tras un año 2007 muy difícil, el joven corredor de Alcázar de San Juan encuentra otro motivo por el que fichar por el Andalucía- Cajasur “es un equipo en el que hay muy buen ambiente, lo observaba desde fuera, y lo he podido comprobar ahora, me ha llamado mucho la atención las risas que hay durante la comidas, algo que creo que es imprescindible en los momentos de descanso”.

Pese al cambio que supone pasar de un equipo de categoría Pro Tour y a otro de categoría continental profesional, en el que varía desde el número de compañeros hasta el número de carreras en las que se compite, y el objetivo en las mismas, la adaptación de Redondo “está siendo buena, mis nuevos compañeros son personas muy abiertas y  simpáticas, lo que ayuda mucho cuando llegas nuevo a un sitio”.

 

Una vez dentro del equipo, José Antonio Redondo destaca que “es muy combativo, con gran espíritu guerrillero, me gusta el nivel que hay, me atrevo a decir incluso, que los resultados que espero que el equipo tenga esta temporada van a ser superiores a los del año pasado, aunque el listón está muy alto, es un reto difícil pero vamos a luchar por conseguirlo”.

 

José Antonio Redondo debutaba con el Andalucía-Cajasur en la última etapa de la Challenge de Mallorca. Por motivos de salud se podía competir en la Vuelta a Andalucía. Una vez recuperado ha disputado la Vuelta a Valencia y la Vuelta a Murcia, donde fue uno de los protagonistas del día de la etapa reina, al ser uno de los componentes de la escapada de la jornada.

1 | 2 | Siguiente >>
AGENDA
<< Diciembre 2008 >>
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31

Venta Bicicletas Opal Andalucia CajaSur
Copyright E-BICI | Desarrolla Xperimenta