Tienda VirtualAndaluciaCAJASUR HI

Carlos Castaño

Una caída impide a Carlos Castaño luchar por escalar puestos en la general

Una caída en el último tramo de la carrera de la cuarta etapa, con salida y llegada en Sóller, de 150,6 kilómetros, durante la subida al último puerto de la jornada, en la que se vieron implicados varios corredores, impidió ayer a Carlos Castaño, del Andalucía-Paul Versan, luchar en la general por mejorar la séptima plaza en la que el corredor madrileño finalizó tras la disputa de la tercera jornada, el pasado martes. Castaño marchaba junto al pelotón “atento a los cortes o saltos que sabía podían producirse a partir de ese momento, cuando de pronto un corredor del Kaiku se cayó delante de mí y no pude ni siquiera esquivarlo”, según manifestó el ciclista en rueda de prensa posterior.
Además, Castaño declaró “estar dolido moralmente” por lo acontecido, “ya que a medida que iba transcurriendo la carrera iba sintiéndome mejor y veía que podía luchar por estar en las primeras posiciones, junto a hombres como Valverde”, corredor del Illes Balleares, que acabó adjudicándose a la postre la cuarta etapa con un tiempo de 3 horas, 59 minutos y 5 segundos; el mismo que el segundo y el tercer clasificado, Ricardo Serrano (Kaiku) y Aitor Pérez (Spiuk), repectivamente.
 Sin embargo, a pesar de lo aparatosa que pudo resultar la caída en un primer momento, Castaño no sufrió “nada más que un golpe en el codo, del que estaremos pendiente para ver cómo evoluciona y comprobar si mañana puede tomar la salida en la última jornada”, afirmó el director del equipo Andalucía-Paul Versan, Antonio Cabello; quien se mostraba “desalentado” tras la etapa “ya que la mala suerte nos ha jugado una mala pasada”, finalizó el cordobés.
 Posteriormente, algo más calmado, y ya en el hotel de concentración del equipo, Cabello arrimaba el hombro por su pupilo, y decía que “por lo que más me puede llegar a doler esta situación es porque sabía las ganas que tenía el chaval (refiriéndose a Castaño) en destacar en el pelotón, y también porque antes de la salida estuve dándole instrucciones al resto del equipo y todos estaban dispuestos a ayudarle, porque sabíamos que se encontraba bien físicamente”.
 Cabello hablaba además del buen momento que atravesaba el corredor madrileño y entendía que “aunque no hubiéramos ganado la carrera, dado el excelente estado de forma en el que se encuentra Valverde y todo su equipo, sí podíamos haber llegado con él a la meta”, afirmó el técnico. Sin embargo; fueron muchas las dificultades con que sus hombres se encontraron tras la caída; una de ellas, la más “determinante”, en palabras de su director técnico, fue que los compañeros de equipo de Castaño no tuvieron noticia de lo sucedido hasta que el director, Antonio Cabello, y el director adjunto, Martínez Oliver, no dieron la voz de alarma, anunciándole lo sucedido, y obligándoles a regresar para remolcar al que hasta entonces era el corredor del Andalucía-Paul Versan más adelantado en la general.
 Mañana se disputará el quinto y último gran premio, con salida y llegada en Palmanova, de 148,3 y con un trazado similar a las últimas ediciones con los puertos de Gramola (2a.), Claret (3a.), Soller (2a.), nuevamente Claret, en esta ocasión por su parte dura catalogado de segunda categoría y Tords, de tercera, a tan sólo 14 kilómetros para la última meta de la edición 2005.

Volver
AGENDA
<< Julio 2007 >>
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Deporte andaluz
Copyright E-BICI | Desarrolla Xperimenta