Tienda VirtualAndaluciaCAJASUR HI

16 de Enero de 2006 | Redacción | CONTINENTAL-UCI
David Fernández en la llegada de Getxo

Corazón y cabeza

El Andalucía-Paul Versan finaliza una temporada recogiendo los frutos del trabajo bien hecho

Para Antonio Cabello fue un día inolvidable “llevábamos todo el año persiguiendo este triunfo y llegó en un momento muy oportuno para levantar la moral de todos los corredores, además hizo que el equipo tuviera más confianza en sí mismo y esto nos llevó a conseguir nuevos triunfos”.

Para Antonio Cabello el éxito de la vuelta a Burgos fue el fruto del trabajo bien hecho, “preparamos muy bien la carrera, conscientes de que era una vuelta muy importante tanto a nivel nacional como internacional. Sin duda fue el destape de Carlos Castaño y de todo el equipo que realizó una gran labor”. La vuelta a Burgos fue la punta del iceberg para Carlos Castaño que en la subida a Urkiola finalizaba cuarto y en la Clásica de los Puertos, en Navacerrada, ocupaba la segunda posición.

Chapó. De quitarse el sombrero. Así se podría calificar la temporada que ha realizado el equipo Andalucía-Paul Versan en su primer año de andadura. Antonio Cabello presentaba a principios de año un equipo en el que aunaba la veteranía y la experiencia de corredores como David Fernández, Jon del Río y Xavier Pérez, procedentes del Paternina, Javier Alberto González Barrera, colombiano que militaba en la filas del Saunier Duval, Gorka Beloki, que venía del conjunto francés Brioches la Boulangere, y Efraín Gutiérrez, del Café Baqué, con el ímpetu y la ilusión por hacer grandes cosas en su primer año como profesionales de hombres como Carlos Castaño, Francisco José  Martínez, José Ruiz, Iván Melero, Juan Antonio Pastor, Víctor Gomes y Jaume Rovira.

El director del equipo Antonio Cabello está muy satisfecho “con el comportamiento de todo el equipo, tanto corredores como técnicos, el Andalucía-Paul Versan ha dado la talla en las carreras y una gran imagen, conscientes de la categoría en la que estamos”.

El ocho de marzo se celebraba la puesta de largo del equipo con la presencia de multitud de aficionados, medios de comunicación y la asistencia de los máximos responsables de las empresas patrocinadoras del equipo. Así estuvo presente el consejero de Comercio, Turismo y Deportes de la Junta de Andalucía, Paulino Plata, y el propietario del grupo de empresas Arenal 2000, en la que se incluye la marca Paul Versan, Rafael Gómez. Ciclistas como Perico Delgado y Francisco Cabello apoyaron al conjunto andaluz en el día de su presentación.

Aunque esta fue en el mes de marzo, el equipo debutaba en la carretera el seis de febrero con la disputa de la Challenge de Mallorca. Esta carrera sirvió como adaptación de los corredores al equipo y de los noveles a la categoría. A pesar de ser su primera vuelta el Andalucía-Paul Versan comenzaba a dejarse notar y a labrarse la reputación de equipo combativo que le ha acompañado durante toda la temporada. La carrera de Mallorca sería también la piedra de toque de cara a la participación del equipo en su vuelta, la Ruta del Sol, la Vuelta a Andalucía, que se disputaba dos días después de la finalización de la ronda mallorquina.

En la Vuelta a Andalucía el conjunto andaluz corría con la responsabilidad de ser el anfitrión y de demostrar su valía… y no defraudó a nadie. En cada una de las cinco etapas de la ronda andaluza los corredores del Andalucía-Paul Versan fueron los protagonistas de las escapadas. Efraín Gutiérrez se colocaba quinto en la general y vestía durante una etapa el maillot de la regularidad.

Carlos Castaño recibiendo en maillot de líder de la Vuelta a Burgos

Tras la Ruta del Sol llegaban el Trofeo Luis Puig, la Vuelta a Valencia y el Gran Premio Internacional del Oeste de Portugal. En estas carreras el equipo ya estaba hecho a la categoría y comenzaban a recogerse los primeros frutos. Carlos Castaño ocupaba la tercera plaza del podium.

Después de un breve “descanso activo”, el equipo volvía a la competición el dos de abril para disputar, junto a los mejores del pelotón, el Gran Premio Miguel Indurain, y el día diez la Klásica de Primavera de Amorebieta. Los hombres de Antonio Cabello se dejaban ver en estas dos pruebas, para en la primera etapa de la Vuelta a Aragón mostrar su buena adaptación a la categoría con el cuarto y quinto puesto de David Fernández y Jon del Río respectivamente. La alegría con la que empezaba la ronda aragonesa para el Andalucía-Paul Versan se truncaba en la segunda etapa con la grave caída que sufría Efraín Gutiérrez en los primeros kilómetros de la jornada. El corredor santanderino era trasladado de urgencia a la UCI del hospital Miguel Servet de Zaragoza con politraumatismos en el tórax, laceraciones en el bazo y en el hígado y rotura de fémur. El accidente de Efraín marcaba una honda huella en todo el equipo, aunque a pesar de la angustia por la gravedad del estado de salud de su compañero, todos los corredores del conjunto andaluz hacían de tripas corazón y se entregaban a fondo en cada etapa para dedicarle al ciclista de Santander una gran actuación. Para Antonio Cabello la caída de Efraín “fue un golpe muy duro para todos porque nadie espera que una cosa así te pase a ti, y mucho menos cuando las cosas iban tan bien”.

El duro esfuerzo realizado por el equipo a principios de temporada para adaptarse lo mejor posible a la nueva categoría comienzan a dar sus frutos en la Vuelta a La Rioja, en la que Jaume Rovira finalizaba tercero en la general, José Ruiz se alzaba con el triunfo en las metas volantes y el Andalucía-Paul Versan subía al tercer cajón del podium en la clasificación por equipos.

Después de La Rioja llegaban Castilla y León, Alcobendas, Llodio, el Naranco y Asturias, la evolución del equipo se va notando cada vez más, así Rovira, una de las bazas del Andalucía-Paul Versan a mitad de temporada, se cuela entre los diez primeros de la ronda asturiana. A principios de junio Carlos Castaño se proclamaba campeón de España en pista en la modalidad de persecución y era nombrado mejor deportista de la Comunidad de Madrid.

En los Campeonatos de España el equipo daba la talla. El buen nivel lo siguió demostrando en el Gran Premio Torres Vedras, Trofeo Agostinho, en el que Víctor Gomes comandó en las primeras etapas la clasificación de las metas volantes, que finalmente se adjudicaría su compañero Jaume Rovira.

La calidad del equipo se iba dejando ver y todo hacía presagiar que tarde o temprano llegaría la primera victoria para los hombres de Antonio Cabello. En Ordizia se daban los primeros pasos. Carlos Castaño ganaba las metas volantes, y el equipo era segundo en la clasificación por equipos. Además Castaño, Gomes y Del Río se colocaban entre los diez primeros de la general.

El 30 de julio fue el primer día grande del Andalucía-Paul Versan. David Fernández le daba la primera victoria al equipo, imponiéndose de forma rotunda en el sprint del 60º Circuito de Getxo, V Memorial Ricardo Otxoa. Fernández comentaba sobre su triunfo que “ha sido una victoria muy importante para mí y para el equipo, durante toda la prueba la estuvimos buscando y al final el trabajo de todos lo pude rematar”.

La victoria de David Fernández dio alas al equipo que en Burgos, encabezado por Carlos Castaño, se convertía en la revelación de la temporada. El corredor madrileño se colocaba como líder tras adjudicarse la primera etapa, después de una larga escapada, en la que en los últimos kilómetros dio una auténtica lección de fuerza. Castaño llegaba como líder a la tercera etapa, una contrarreloj individual que se adaptaba muy bien a sus características y en la que el madrileño demostró nuevamente su calidad y se embolsaba su segunda victoria en la ronda burgalesa y tercera para el equipo en la temporada, quedándose un día más con el maillot morado de líder. En las  etapas de montaña en la que todos presagiaban el hundimiento del corredor del Andalucía-Paul Versan, éste demostraba que es más que un pistard y se mantuvo en el tercer cajón de la vuelta. Para Antonio Cabello el éxito de la vuelta a Burgos fue el fruto del trabajo bien hecho, “preparamos muy bien la carrera, conscientes de que era una vuelta muy importante tanto a nivel nacional como internacional. Sin duda fue el destape de Carlos Castaño y de todo el equipo que realizó una gran labor”. La vuelta a Burgos fue la punta del iceberg para Carlos Castaño que en la subida a Urkiola finalizaba cuarto y en la Clásica de los Puertos, en Navacerrada, ocupaba la segunda posición.


Volver
AGENDA
<< Julio 2007 >>
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Deporte andaluz
Copyright E-BICI | Desarrolla Xperimenta