Club MTB Agacha el lomo

30 de Noviembre de 2005 | Redacción | MOUNTAIN BIKE
Podium prueba

La más divertida

Mario Arjona, del Ciclos Cabello, se lleva la 6ª Bajada Ciclista del “Marrano”

Mario Arjona comentaba, tras rifar el cerdo que había ganado, que “ha sido una prueba muy divertida, aunque eso no ha quitado para que se fuese muy rápido, en la bajada los siete que se han colocado en cabeza iban muy fuerte, y me quedé un poco atrás por no conocer bien la bajada, en la zona del llano los vi y fui manteniendo el ritmo y la distancia con ellos, ya en la subida empecé a correr fuerte porque vi que podía alcanzarlos, en el tramo final apreté el ritmo y conseguí superarlos a todos y ganar la prueba. La verdad es que me he encontrado muy bien en la subida a pie, que incluso se me ha hecho un poco corta, podía haber apretado un poco antes y haber ganado con más ventaja”.

La carrera realizada por Juan Pedro Trujillo fue muy similar a la de su compañero de equipo, Mario Arjona, “tras la bajada estaba en la 10ª posición, pero me he encontrado muy bien corriendo a pie y he ido remontando puestos, hasta llegar a ser el tercero en la línea de meta”. Sobre la prueba Trujillo comentaba que “ha sido muy divertida, aunque se ha pasado mucho frío”.

La finalización de las grandes pruebas de mountain bike no puso el punto y final a la temporada 2005, fue tan sólo un punto y seguido, ya que casi todos los fines de semana se siguen celebrando carreras de montaña, que cuentan con la participación de los mejores bikers nacionales y andaluces. Aunque se trata de pruebas “amistosas”, por decirlo de alguna manera, la competitividad está a la orden del día, y sobre todo si los premios son tan curiosos como los de la carrera disputada este fin de semana entre las localidades granadinas de Monachil y Huétor Vega, la 6ª Bajada Ciclista del “Marrano”. Sí… han leído bien… Del “Marrano” o cochino. Y haciendo honor a su nombre el premio no podía se otro que un cerdo vivo de unos 100 kilos de peso, que fue para el corredor del Ciclos Cabello Mario Arjona. El segundo premio, un jamón, fue para Francisco Ruiz, y el tercero, que era una paletilla, fue para Juan Pedro Trujillo, también del Ciclos Cabello.

 

Pero los premios de las clasificaciones secundarias tampoco estaban nada mal. Así el ganador de la meta volante se llevó para casa 18 metros de morcilla. 18 metros también, pero de chorizo se llevó el ganador del sprint especial, y 18 metros de longaniza fueron para el primer local. Como leen, unos premios muy jugosos, que para muchos bien merecen una buena carrera.

Trujillo recibiendo sus premios

Los premios no son lo único característico de esta prueba, otra particularidad es que las bicicletas de los participantes no tienen cadena. La carrera comenzaba con una bajada desde Monachil hasta Huétor Vega de 3’8 kilómetros donde siete corredores se colocaron en cabeza, arriesgándose a besar el suelo por el que pasaban en más de una ocasión, y haciendo del descenso una bajada de alto riesgo. Tras la bajada los participantes debían superar un tramo de unos 600 metros ‘llaneando’, o más bien dejándose ir por la inercia, ya que sin cadena lo de avanzar dando pedales estaba algo complicado. El tramo final fue la subida a Huétor Vega, donde los corredores se tuvieron de echar la bici al hombro e ir a pie. El más rápido corriendo fue Mario Arjona, que fue remontando puestos hasta superar a los siete de cabeza y cruzar el primero la línea de meta. A quién tampoco se le dio nada mal la subida fue a Juan Pedro Trujillo que fue superando rivales desde la décima posición hasta terminar tercero.

Sobre el hecho de rifar su premio, Mario comentaba entre risas que “si llego a casa con un cerdo de 100 kilos me echan”.


 

Equipo mtb Calentando Calentando Primer premio Mario con el premio Podium chicas Mario subastando el cerdo Mario cobrando premio Ganador 18 metros de chorizo 
Ver Galería de imágenes

Volver
AGENDA
<< Julio 2007 >>
L M X J V S D
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Copyright E-BICI | Desarrolla Xperimenta